I x V + P + S > R

En ocasiones a lo largo de la vida nos hemos preguntado más de una vez el por qué no hemos sido capaces de realizar cambios en aquello en lo que no encontramos satisfacción, ya sea en el trabajo, en las relaciones, en lo que queremos realizar y que posponemos o que el miedo o la incertidumbre nos ha impedido llevar a cabo… Somos animales de costumbres y nos cobijamos constantemente en nuestra zona de confort de la que nos resistimos a salir una y otra vez.

El CAMBIO siempre ha sido un aspecto de debate y tal vez sea ahora, en los tiempos que corren, cuando tenemos que saber adaptarnos más y mejor al cambio. Nos movemos con una rapidez que no se vivía años atrás y la competencia y la adaptabilidad nos exigen ser capaces de poder llevar el cambio de la forma menos traumática posible.

Ante esta situación, nos surge la siguiente pregunta: ¿Quién quiere el CAMBIO?

Anota esta fórmula: I x V + P + S > R

Se trata de la FÓRMULA DEL CAMBIO y se compone de los siguientes elementos:

                                                               I nsatisfacción

                                                               V isión

                                                               P rimeros pasos

                                                               S oporte

                                                               R esistencia

Sin un sentimiento de  carencia no se producirá la INSTATISFACCIÓN (I). Si nos sentimos plenamente satisfechos con todos los aspectos de nuestra vida, jamás querremos cambiar. Pero en cuanto tengamos una desazón que produzca la insatisfacción seremos conscientes de la necesidad de provocar un cambio en nuestra vida. La búsqueda del cambio, sin embargo, no es suficiente ya que necesitaremos un segundo elemento. Este elemento es la VISIÓN (V).

Si mi sentimiento de insatisfacción es grande pero no poseo una visión, no podré obtener resultados y el cambio no se podrá llevar a cabo, de la misma manera en que si la insatisfacción no es lo suficientemente grande y sí la visión, no podré obtener los resultados pretendidos. Si soy capaz de aunar estos dos primeros elementos, tendré que planificar la estrategia de cómo voy a actuar. Aquí aparece el siguiente elemento, los PRIMEROS PASOS (P) que simplemente se tratan de aquellas acciones que tengo que realizar para desplazarme desde la situación actual a la situación deseada.

Una vez que sé qué es lo que tengo que hacer es cuando aparece el siguiente elemento a tener en cuenta, el SOPORTE (S). Las situaciones y los pasos que planificamos suelen ser nuevos para nosotros y suelen ser acciones que nunca hemos hecho por lo que es normal que ese

sentimiento de enfrentarse a algo nuevo y desconocido nos genere miedo. Es aquí cuando precisaremos de un soporte que nos mantenga y con el que podamos contar para así poder minimizar el riesgo a la hora de afrontar nuestras acciones.

El último elemento de la fórmula es la RESISTENCIA (R). El que este elemento se encuentre al final del proceso de cambio es sencillo: moverse de un sitio a otro requiere de un esfuerzo. Y así, todos los elementos que componen la fórmula deben ser mayores que la resistencia que nos supone el cambio.

La única manera de llegar al nivel de satisfacción deseado conlleva tener una visión clara, saber qué pasos debo dar y ser consciente de que al afrontar los primeros pasos del proceso debo contar con un soporte, ya sea interno o externo (familia, amigos, profesionales…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s