LA TOMA DE CONCIENCIA Y EL PROCESO DE COACHING

Despierta… Toma conciencia y camina.

Consideramos  conciencia a todo aquello que se nos revela tras haber despertado a otra realidad de la vida. Es desde ese momento en el que te ves reflejado y eres verdaderamente consciente de que el cambio se tiene que producir, en que sabes que debes cambiar la situación actual que te impide alcanzar un grado de plenitud y satisfacción del que no dispones en la actualidad. En el proceso de coaching deberemos empezar por saber cuál es la situación real en la que te encuentras, qué es lo que te ha llevado hacia donde estás ahora y a pensar que el cambio es necesario, qué es lo que te limita o dónde piensas que se produce el bloqueo que te impide alcanzar tu meta y, por su puesto, hacia dónde te quieres dirigir. Determinando todos estos aspectos deberemos considerar que la toma de conciencia debe ser un elemento fundamental para comenzar a desarrollar el proceso de coaching. Como seres humanos, todos queremos mejorar y dar el máximo de nuestro potencial, pero en muchos casos nos encontramos con barreras, en la mayor parte de los casos de carácter interno, que nos impiden liberar todo aquello que anhelamos y que podríamos llegar a alcanzar. Solamente seremos capaces de llegar a otro nivel siempre que seamos coherentes con nuestros principios y éstos estén alineados con nuestra forma de actuar.

Hasta que no sepamos cuál es nuestro punto de partida no seremos capaces de determinar qué pasos vamos a dar para llegar a nuestro destino. Hasta que no tomes conciencia de tu situación actual, hasta que no palpemos que otra realidad es posible, difícilmente podremos desarrollar un plan y un camino adecuado. No podremos valorar cuáles son tus debilidades, tus fortalezas, qué aspectos son los que haces correctamente y los que debes mejorar, aquello que te funciona y lo que no. Si no hay un camino de baldosas amarillas que seguir, si no sabemos dónde comienza la espiral, no seremos capaces de llegar a Oz.

En esta toma de conciencia es fundamental que conozcas cuál es tu grado de energía y de compromiso para comenzar el cambio. La motivación y la determinación positiva incrementarán tus niveles de energía para afrontar el trayecto y para superar con éxito cualquier dificultad que puedas encontrar durante la travesía. En este sentido, tu grado de sinceridad cuenta mucho. Debes marcar unos parámetros reales, importantes, altos, exigentes y realizables con los que poder llevar a cabo las etapas marcadas, debes ser consciente de que puedes realizarlos, no sin esfuerzo en ocasiones, pero sí alcanzables con asiduidad. Cuando llegamos a una toma de conciencia plena solemos anular cualquier tipo de historia o excusa que nos autoimpongamos para no realizar nuestros compromisos o para justificar la no consecución de los objetivos marcados. Si esto se produjera, al menos deberás tomar conciencia de que realmente no estás actuando con absoluta integridad. Ante estos hechos, si no eres capaz de identificar esas justificaciones de indulgencia, tu conducta seguirá siendo la misma, y por tanto, los resultados que obtengas seguirán siendo resultados insatisfactorios.

Enfrentarse a la realidad y abandonar las autojustificaciones es una tarea que no siempre es fácil de desempeñar  ya que bombardea una línea de flotación importante para nosotros como es nuestra autoestima. Es por ello que constantemente estemos inventando excusas ajenas a nosotros para no afrontar con determinación esta realidad. Debemos ser dueños de nuestro camino y tomar nuestras propias riendas. Ver que el cambio comienza en nosotros y también que de nosotros depende la senda que vayamos a tomar, la determinación de las cosas que debemos incorporar a nuestra mochila emocional y las que deberemos dejar en la cuneta. Con demasiado peso a las espaldas no podremos llegar al punto fijado.

Modifica tus hábitos. Todos tendemos a lo fácil, a lo que estamos acostumbrados. Sal de tu zona de confort y explora nuevos horizontes. Si permanecemos dentro de nuestro centro de seguridad realizando las mismas tareas, teniendo los mismos pensamientos y viendo todo desde el mismo prisma y con el mismo color, nunca llegaremos a alcanzar la verdadera toma de conciencia. Sé que da miedo, pero ahí fuera puedes encontrar lo que buscas y lo que necesitas. Dar ese paso es fundamental. Puede que la primera vez salgas y el miedo o la incertidumbre te hagan regresar al lugar donde te sientes cómodo, puede ser. Pero la próxima vez te servirá para poder abandonar tu caja de confort de una manera más determinante y, quizá de forma definitiva.

Ten en cuenta que únicamente tomando conciencia de tu verdadera situación actual y cómo ésta te afecta en el presente, podrás ser capaz de tomar las decisiones oportunas para poder alcanzar aquello que verdaderamente llevas en tu interior. Para guiarte en este proceso existe una herramienta… el coaching.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s