UNOS BUENOS ZAPATOS PARA COMENZAR A CAMINAR: EL COACHING

La palabra coaching procede del verbo inglés to coach, que significa entrenar. Se trata de un método que consiste en dirigir, instruir y entrenar a una persona y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas. Hay muchos métodos y tipos de coaching. Entre sus técnicas puede incluir charlas motivacionales, seminarios, talleres y prácticas supervisadas.

EL PROCESO DE COACHING

En el proceso de coaching se parte de la premisa de que el coachee (quien recibe el coaching) es la persona misma que cuenta con la mayor y mejor información para resolver las situaciones a las que se enfrenta. En vez de enseñar, el entrenador facilita al pupilo a que aprenda de sí mismo. En este sentido, el proceso requiere básicamente de los siguientes 7 pasos:

  1. Observar – La observación será fundamentalmente para que el entrenado encuentre soluciones. A través del posicionamiento en nuevos puntos de vista, y la observación de los paradigmas, creencias y conductas que se practican, el individuo podrá elegir entre nuevas alternativas que le apoyen a construir los resultados que busca.
  2. Toma de conciencia – La observación permite la toma de conciencia, básicamente acerca de nuestro poder de elección. El entrenador centrará al pupilo en las elecciones que toma y las consecuencias que ellas crean, brindándole herramientas específicas para elegir con mayor efectividad y elegir conscientemente.
  3. Determinación de objetivos – Es esencial para todo proceso de coaching, el contar con los objetivos claramente definidos. Este será el paso crucial hacia la obtención de los mismos y servirá de guía para la toma de decisiones y acciones.
  4. Actuar – Una vez reunida toda la información, hay que actuar de una forma sostenida en el tiempo. El entrenador acompañará de cerca este proceso superando las dificultades que suelen aparecer en la puesta en práctica.
  5. Medir – En todo momento es imprescindible comprobar si nos acercamos o nos alejamos del objetivo marcado. Esto permitirá tomar acciones correctivas y así contribuir a la obtención de los logros buscados.
  6. Acción comprometida – Todo proceso de coaching concluye con una acción comprometida, alineada con el plan de acción establecida previamente entre el entrenador y el cliente.
  7. Motivar al máximo al coachee.
Anuncios

2 pensamientos en “UNOS BUENOS ZAPATOS PARA COMENZAR A CAMINAR: EL COACHING

  1. No solo buscamos objetivos o metas con el coaching, descrito asi suena mucho a coaching de acción, tambien hacemos coaching para permitirle al ser transformar su estructura o coherencia. Ese es un camino, que nunca acaba, y. Por ende no tiene meta.

    • El objetivo básico del coaching consiste en la toma de conciencia, el diálogo y la acción. Durante el proceso de coaching deberemos establecer el plan de acción con objetivos a corto, medio y, si es necesario, largo plazo. La acción es un hecho relevante a la hora de desarrollar nuestro potencial. Estoy de acuerdo cotigo en que la transformación personal puede ser un camino sin final determinado, pero en este sentido el coaching sí debe proponer fines, una visión de presente hacia el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s